Los contenedores refrigerados se utilizan cuando ciertos productos deben ser transportados a una temperatura constante.
Estos contenedores tienen una máquina de refrigeración totalmente integral, capaz de mantener la temperatura interna de entre 25 y -25 grados centígrados.